martes, 21 de julio de 2015

Mi momento zen de día

He descubierto que el deporte me relaja un montón, aparte de las manualidades, cuando cae la tarde me gusta ir a correr.

Desde hace un tiempo lo estoy haciendo y me viene genial, con mi indumentaria deportiva, mis gafas de sol y mi Mp3 voy al fin del mundo, bueno...al fin del mundo tampoco, de una punta o otra otra de la localidad en la que vivo.

Me esta empezando a gustar esta afición porque respiro aire libre (el aire es un poco turbio, llámese contaminación) y aunque voy sola, en realidad voy rodeada de gente, porque a esa hora me encuentro con los mismos de siempre corriendo o con la bicicleta.


Lo mejor de esta nueva afición es que estoy mucho más delgada, la talla 38 me baila, estoy en forma como cuando tenía 18 años y encima la gente me ve más joven, el otro día fui a comprar el abono y el chaval del estanco me dijo: "el B2 joven?"
Yo respondí: "no, no, el B2 de vieja"

El chaval se empezó a reír comí si le hubiera contado un chiste y me miró como diciendo..."no lo aparentas "
Diré que nadie nunca acierta la edad que tengo.

Me queda poco para esta nueva afición porque en cuanto me vaya de vacaciones comeré de bufete, beberé cerveza como si no hubiera un mañana, lo único que andaré durante horas, o eso creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario