lunes, 4 de enero de 2016

Lo que puedan pensar

Hace mucho que no me pongo filosófica, pero hoy me he parado a pensar lo que hacemos con la razón y con el corazón.

Hay veces que no hacemos las cosas por el miedo al que dirán o por simplemente por miedo a hacer el ridículo, otra veces, si eres muy resabid@ y muy chul@s pues dices y haces las cosas sin pensar en las consecuencias y llevándote por delante a quien haga falta sin pensar en los sentimientos de las personas.

Hay veces que hacemos cosas cuando nos guiamos por el corazón en vez de por la razón, dicha acción no lleva a pensar en las consecuencias. Se hace y punto, luego ya se verán los resultados a corto o a largo plazo y todo lo que dicha acción ha conllevado. A veces te puedes arrepentir y resoplas y piensas...¿en qué estaba pensando? Tendría que haberlo pensado mejor. Pero otras veces, si se deriva de manera que esperabas, haces una fiesta si hace falta.

Otras veces nos guiamos con la razón dejando de lado lo que opina el corazón, pensando de manera fría y calculadora, pensando en lo que es mejor para sí mismo, el resultado es satisfactorio si no tienes conciencia, pero si la tienes...cuando te da por pensar en lo que has hecho y el desenlace que la acción ha conllevado, te puedes llegar a arrepentir.

Nunca he visto una acción trascendente que no se haya dejado llevar por la razón o con el corazón, me refiero a cosas importantes, no a elegir si quiero un helado de chocolate blanco o negro, a lo que me refiero es, a las acciones significativas, que puede, que marquen el resto de tus días.

Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia no dudes en escribir debajo de este post o a través de mis redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario