martes, 4 de octubre de 2016

Espinete no existe

El pasado viernes fui a ver la obra de teatro "Espinete no existe" en el teatro Infanta Isabel, protagonizado por Eduardo Aldán.

De entrada aviso, no soy crítica de teatro, por lo tanto, lo mismo a un crítico de verdad, le ha encantado y es la obra del siglo, pero a mi me fallaron algunos aspectos de la obra.


La obra tiene una duración de 90 minutos, te hace recorrer los años 80, pero muy por encima, recuerda los payasos de la tele, la canción de los mosqueperros y la comunión. Se hace corto pero a la vez tienes que prestar toda la atención que puedas porque Eduardo Aldán habla muy rápido y no se le entiende ni la mitad de la mitad de la mitad.

Yo nací en 1987, pensaba que me recordaría más a mi infancia y a todos aquellos dibujos que me ponía mi madre, quizás me faltó más de aquellos maravillosos años.

En la entrada de la sala te entregan un flyer como el que podéis ver en la imagen y al principio de la función te dicen que encuentres a Espinete, te invito a que lo encuentres tú también.

El teatro Infanta Isabel necesita un lavado de cara, las paredes rojas tenían desconchones, la pintura que imita oro necesita volver a ser pintada, parecía oro negro de no limpiarse en años y las lámparas de araña muy viejas, más viajes que Espinete.

Para cenar hay varios restaurantes por la zona con pinta de estar bastante bien, hubo uno que me llamó la atención solo por el nombre, restaurante Mortadella. He visto la carta en internet y tiene buena crítica y el precio medio por persona son 30€.

Por lo tanto, si quieres pasar una velada agradable, es un buen plan, cena y espectáculo, pero quizás te recomiendo otro tipo de entretenimiento dentro del teatro, ya os digo, eché de menos que se le entendiera a Eduardo Aldán.

Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia no dudes en escribir debajo de este post o a través de mis redes sociales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario